Autoridad para la Reconstrucción con Cambios  
 
27
Oct 17


La frase “luego de la tormenta, viene la calma”, se encuentra tan alejada de nuestra realidad política y social. El fenómeno del Niño Costero, nos ha llevado a trabajar en un proceso de reconstrucción que avanza a paso lento, a percepción de los pobladores por la exigua materialización de obras. ¿Quién es el responsable del lento avance de las obras? Entrando en contexto, en los últimos días, la Autoridad para la Reconstrucción con Cambio (RCC) y su Director Ejecutivo Pablo de la Flor, ha vuelto a las planas periodísticas, por lo que algunos consideran comentarios desatinados en una entrevista al diario El Comercio: “[…] [E]l principal obstáculo (en referencia a los avances de la reconstrucción) son las capacidades instaladas en los gobiernos regionales y locales que supuestamente iban a ser los socios en la reconstrucción”[1], lo que ha motivado que las autoridades regionales y locales pidan su renuncia. El periodo post-desastre natural, donde suponía una coalición de fuerzas, por parte de las a autoridades y sus entidades para la reconstrucción; ahora solo cuestionan ¿Quién realiza mejor su labor?

La creación de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambio, se dispone en la Ley N.o 30556, con el objetivo de rehabilitar, reponer, reconstruir y construir infraestructura de uso público de calidad en las zonas afectadas, todo con enfoque preventivo[2]. Con un objetivo claro, solo quedaría establecer el plan de acción, en este caso conocido como Plan Integral[3], el cual fue aprobado mediante el D.S. N.o 091-2017-PCM, con ello se podía decir que la tarea más compleja se había concluido. Es preciso señalar, que las diferencias que se presentan entre autoridades de los distintos niveles y la ciudadanía son por la demora en reestablecer los servicios públicos básicos provisionales (agua, energías eléctrica, pistas/carreteras, centros de salud) dado el carácter urgente, las coordinaciones y las labores entre las autoridades se deduce deben ser fluidas. La verdadera dificultad en el proceso de reconstrucción no estaría en ubicar el norte, sino en ¡quien los lleva al norte!, lo que es más preocupante.

En la actualidad, la crítica superficial es la falta de obras necesarias para el desarrollo de las actividades de los ciudadanos, ello encuentra su origen en diversos factores, en términos comunes: la escasa coordinación de labores entre los niveles de gobierno –RCC, entidad adscrita a la Presidencia del Consejo de Ministros–, las próximas elecciones y el afán de ciertas autoridades de utilizar las obras como método de obtención de votos. En términos especializados, lo que ha afectado el correcto desarrollo del proceso de reconstrucción, es la falta de capacidad de gestión pública y la escasa descentralización.

De los recursos que se ha destinado para el proceso, resalta la falta de capacidad de las autoridades para su administración y uso eficiente. Las autoridades no cuentan con la capacidad –entiéndase conocimientos– de realizar los concursos básicos de contratación, dentro de los parámetros establecidos por la ley, alargando los procesos de contratación –cabe preguntarse si es por falta de preparación técnica o para que sus coludidos obtengan la buena pro– ello se presenta tanto a niveles regionales como locales. Respecto de la descentralización, puede ser contradictorio, mencionarla luego de resaltar la falta de capacidades de autoridades regionales y municipales; se debe entender que se debe fomentar el desarrollo de capacidades de las autoridades que han demostrado eficiencia en la ejecución de las obras, cabe añadir que en diversas partes de la Ley N.o 30556 se establece la coordinación que debe existir entre la Autoridad y los gobiernos regionales y locales, donde puede asumirse la relación intergubernamental (para gestionar platicas y estrategias) se ha reducido a brindar su opinión sobre el Plan Integral; siendo lo idóneo establecer una mesa de diálogo constante descentralizada, hecho que pudo evitar los comentarios desatinados del Director Ejecutivo de la Autoridad, con una retroalimentación entre las autoridades de las entidades públicas.

La Autoridad, se creó con el fin de ejecutar el Plan Integral, a través de los distintos niveles de gobierno, para lo cual realizara la transferencia de recursos, o que ejecute las obras a través de terceros. En la actualidad el jefe de la Autoridad ha contemplado, la instalación de la unidad ejecutora que permitirá ejecutar los proyectos, cuyos procesos de contratación, se encuentren dilatados. El solucionar un problema, con medidas centralizadoras, en el corto o mediano plazo, genera el riesgo futuro de que se repita por la falta de capacidades.

El problema se centra en la escasa capacidad de gestión pública de las autoridades y en el poco interés en que estas se desarrollen. Debido a que siempre se espera que el gobierno central lo resuelva. ¿Quién es el culpable? Los ciudadanos por no elegir autoridades idóneas; el Estado, con sus medidas paliativas, o tal vez los peruanos por no tener cultura de prevención. La solución a la que debemos hacer frente en el corto plazo, es la de mejorar los canales de comunicación entre las autoridades responsables de la reconstrucción. ¿Quién debería iniciar el dialogo? Es la pregunta, ahora o será necesario mediadores en el proceso.

[1] El Comercio, “De la Flor: Incapacidades de gobiernos regionales dificultan reconstrucción”, en El Comercio, Lima: 23 de octubre del 2017. Recuperado de < https://elcomercio.pe/peru/pablo-flor-hacerlo-haremos-noticia-467449>.

[2] Recuperado de < http://www.pcm.gob.pe/wpcontent/uploads/2017/04/Reconstru cci%C3 %B3n-Con-Cambios.pdf>.

[3] Que incluye el Plan Integral: (i) La infraestructura y actividades priorizadas, (ii) El nivel de Gobierno que ejecutará los proyectos de ámbito regional y local bajo el principio de subsidiariedad, (iii) El destinatario final que debe recibir las obras, asumiendo la operación y mantenimiento en su ámbito (iv) Las modalidades de ejecución.
Escribir un Comentario
Nombre:
Email:
  
Ingrese el código que se visualiza en la imagen

Comentario
Del Autor
Mario Ricardo Vera Novoa
Director de la Revista Actualidad Gubernamental
Ex - Funcionario de carrera de la Municipalidad Metropolitana de Lima
Director General de la Oficina de Administración Tributaria de la Municipalidad Metropolitana de Lima.
Contador General de la Caja Municipal de Crédito Popular de Lima.
Consultor y Expositor del Proyecto de Desarrollo de Gestión Municipal del Ministerio de la Presidencia.
Docente y/o Expositor en Diplomados de Gestión Municipal en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Universidad Nacional Federico Villarreal, , San Juan Bautista, Herminio Valdizan, Colegio de Abogados de Lima, Cusco, Junín, Cono Norte, INICAM, INFOPERU.
Docente de la Escuela de Formación Municipal y de la Escuela Nacional de Control de la Contraloría General de la República.
Ha brindado Capacitación y Asistencia Técnica a más de 250 municipalidades Provinciales y Distritales del país.
Consultor y asesor y expositor de la Asociación de Municipalidades del Perú (AMPE).
Docente de INFOPERU.
Director de la Escuela de Formación Municipal.
Asesor y Consultor de diversas municipalidades de Lima y Provincias, Autor de diversas publicaciones en el sector público.
Entradas Recientes
Archivos
 
Octubre 2018
Mayo 2018
Febrero 2018
Enero 2018
Diciembre 2017
Noviembre 2017
Octubre 2017
Abril 2015
Abril 2014
Junio 2013
Febrero 2011
Diciembre 2008
Noviembre 2008